Yisus is Always Online

tumblr_m57bvzUX2g1qz7ylgo1_1280

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Así es como cada opresora mañana empezaba las clases en el colegio al que desgraciadamente mis padres me llevaron de pequeña. El concepto de Dios aparece intrínsecamente en el ser humano al existir el miedo instintivo hacia lo desconocido. Ante tal pavor, necesitamos de una omnipotencia que nos sujete, algo fuera de nosotros, algo superior. Y no necesariamente un ser encarnado y bondadoso sacrificado e injustamente crucificado capaz de castigarte por tus actos (pero al padre Eduardo, el rector de la escuela, no le convenía explicártelo). Es sorprendente cómo el ser humano ha hecho de esa necesidad connatural, un negocio insondable. Ya no hablo de la repugnancia de la iglesia como institución, que por supuesto, me refiero a la nueva iglesia encubierta.
Existe tal nivel de soledad y desconexión en la ciudad que para sentirnos mínimamente conectados, algunos vamos al taller que un neo-mesías ha organizado, con total modestia, para ampliar nuestra conciencia. ¡Y hasta se puede escoger! Taller de sana tu herida, taller del perdón, taller de sube tu autoestima, taller de dependencia emocional, taller de cómo follar mejor, taller de cómo venderte, taller de cómo hacer un taller, taller de tallerde. La comunidad que antes ofrecía la iglesia, ahora lo dan los grupos, los seminarios, los cursos. ¡Amén! La ostia sagrada ahora es una ostia de dinero. Harás un taller y te hará sentir bien, pero no lo suficiente, porque tendrías que hacer el módulo 2 y quizás el 3 y el 4 para comprender la integridad del asunto. Listos.

Empresarios que te venden la filosofía del éxito, la emprendería de la acción, el coaching especializado para empresas, el sánate a ti mismo y sanarás, el corta con tus patrones, la astrología para tu propósito, el programa de la culpa en mi inconsciente, el trasciende tu sombra. Claro que sí, ¡véndete tu también!, ¡es posible hacer marketing con ética y eficacia a la vez! Hemos substituido al nuevo patter sacerdotal, el padre religioso, al empresario que te arranca con buenas intenciones el dinero de tu alma. “Consigue aquí tu báculo de sanación, ven que te cure con mi pantomima”. Autoayúdate para inflar mi ego, mi bolsillo y mi polla. (Aunque chicas, vosotras que hacéis cola a la salida de un taller con vuestras mejores dotes de seducción para cazar al ponente-profesor-guía-maestro humilde que promete una relación de pareja consciente y saludable, os llevaríais más de una decepción) Las estrellas de rock ya no son atractivas, los sacerdotes nunca lo fueron. Pero estos sí. Estos se cuidan y hacen deporte y son sanos y verdes. Son los nuevos jóvenes y lúcidos y ascendidos (pero sobretodo hábiles) en el arte del autoconocimiento. Hay guantazos para pillarlos.
Ves sus vídeos y te encandila su asertividad y sagacidad, su humor aparentemente fresco. Te prometen la felicidad y al final, suelen resultar los primeros fieles a la vanidad ególatra y a las perversiones sexuales a costa de las mujeres. Exponen su narcisismo envuelto en comprensión y por las noches lo ocultan con sus pajas delatoras. El nuevo evangelio, Youtube y los siete minutos de diócesis de cámara fija. Pornhub y los cuatro minutos episcopales de lefas y jadeos. El nuevo testamento como guía de acción de marketing. La perfecta misa. Oremos. Los nuevos sacerdotes de la religión, gurús empresarios. Los nuevos mandamientos, la ausencia de principios. Oh, Hosanna en el cielo.

Debo decir que si estos negocios New Age están funcionando tan bien, es porque hay mercado para ello. La soledad, el miedo y la culpa siempre serán un beneficio para el buitre que sepa verlo. ¿Qué hace alguien cuando se siente mal y se encuentra solo y temeroso? Va en busca de un substituto de Dios en vídeos de Vimeo. Pero no os preocupéis, ya no tenéis por qué pasar miedo ni sentiros solos. Estos gurús son modernos. Tienen Facebook, Instagram, Skype, y canales de todo tipo. ¡Te contestan al momento por Messenger! Podéis ir en paz porque Yisus, is always online.

 

 

No comments

Comments are closed.