L’inerzia sociale

tumblr_ktptruCNmi1qza249o1_500

Así como las aves se juntan en bandadas de perfecta sincronización, los humanos también nos resguardamos asociándonos a grupos, pero de perfecta sincronización de estupidez. De manera parecida a nuestros amigos alados, también nos dividimos en dos categorías: aves subordinadas y aves líderes, las cuales dominan al averío generalizado. Un ave líder lleva los tejanos rotos por las rodillas, tu te mimetizas y te los pones porque así serás más querido y aceptado. Claro, asociarse a una bandada supone mayor supervivencia, aunque se coma mucho menos.
Rupert Sheldrake, gran biólogo, afirma que los sistemas vivos se ven regulados por campos de organización invisibles, (lo llama campo morfogenético) es decir, si uno aprende una conducta, inmediatamente afecta al resto de la especie. Jung lo llamaba el inconsciente colectivo, o si nos ponemos más místicos, memoria colectiva de la humanidad. En otras palabras, hay y existe un comportamiento social y unos patrones de experiencia que gobiernan, sin que nos demos cuenta, nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestras acciones.
Aunque puede ser que exagere, en realidad esa especie de consciencia inconsciente colectiva de masa, sabe y es conocedora de los secretos más profundos y contemporáneos, como las últimas tendencias de moda, los chokers en las camisetas, el normcore, los últimos tags, el mismo tipo de fotos (porque ahora todos somos fotógrafos profesionales), ir a Palo Alto el domingo y hacer las bromas más destacables del mes. Memes y gifs que todos se ponen de acuerdo en enviar a la vez sin saber por qué.
Es obvio que no vamos a correr el riesgo de sentirnos tan aislados. Suficiente tenemos con la soledad inherente e intrínseca de vivir. Actuaremos como lo hacen los demás, sin exceso de emociones incorrectas o indebidas, sin sobresalir mucho para que no nos exilien, pero con un poquito de aire de desenfado y rebeldía para denotar cierta particularidad e individualidad para distinguirnos del ganado (sino, nadie va a querer follar con nosotros). Joder, qué engorroso. Qué cerebros tan complejos desarrollamos para traicionarnos y aletargarnos en la pasividad. Puede decirse que la inercia es directamente proporcional a la oposición al cambio, pues éste, es el reflejo cerebral que condiciona en exceso las mentes humanas.  Así estamos, muertos de miedo a tener ideas propias. Es mejor volar junto a aves líderes, por lo menos te sentirás arropado, aunque sea un falso arrope. Bueno, te arropa en tu autoengaño. El día que te sientas solo y triste no te vendrán a calentar sus mansas, suaves y sumisas alas.
Hace poco cené con un amigo y me explicó lo muy criticado que se sentía por su grupo de amigos, osea el resto de aves subors, por haber cambiado su dependencia hacia ellos. “Madurar y tener uno sus propias ideas significa abandonar cualquier nido, cualquier bandada. Significa que no te apoyas en nada que no seas tu a la hora de tener una creencia, y créeme, vas a ser juzgado por ello”. Me lo comentó haciendo un acento grazioso alargando las últimas sílabas: l’inerzia mi querida Adrianna, l’inerzia sociallllle.

 

 

 

No comments

Comments are closed.