La física de las relaciones

Encuentro muy interesante la física, particularmente el estudio de las fuerzas y su efecto sobre los cuerpos. La ley de Hooke, por ejemplo, afirma que cuando estiramos un cuerpo elástico, éste vuelve inevitablemente a su forma original (aunque si se aplica una fuerza elástica más allá del límite, la deformación será permanente). Los cuerpos plásticos en cambio, no recuperan su forma inicial una vez la fuerza cesa. Su forma se altera y nunca vuelven a ser como antes. Las relaciones personales son bastante igual. Los humanos también tenemos un límite elástico, una deformación máxima que podemos soportar. Todo dependerá del tipo de cuerpo que tengamos y el tipo de cuerpo con el que nos relacionemos. A nivel general, los ciclos íntimos de hombres y mujeres son totalmente cuerpos distintos. Los hombres en pareja por ejemplo, son más bien cuerpos elásticos, gomas de pollo que se alejan ante la fusión y que irremediablemente, se estiran con tal de recuperar la autonomía después de tantísima intimidad. Esto ocurre hasta cierto punto ya que inevitablemente, vuelven a su estado inicial. (No es una decisión consciente, es una urgencia instintiva). Las mujeres, en cambio, eso no lo entienden. Si ellas se alejan, es porque se han sentido heridas. Si su pareja se aleja un pelín de ellas, ahí empieza el loop “no me quieres, qué he hecho mal”. Y se crea un resentimiento que un futuro se convertirá en un “no te importo, vete a la mierda”. Algo que como humanos hacemos fatal absolutamente todos, es suponer equivocadamente que el otro tiene los mismos límites que nosotros. Deseamos que quieran lo que nosotros queremos y sientan lo que nosotros sentimos. Bienvenida decepción.

 

tumblr_nsgemdsScX1t4br9to1_500

No comments

Comments are closed.