Ingesta de ignorancia

Estados Unidos ha aprobado la viagra femenina. Una pastilla que no actúa como vasodilatador como la viagra masculina, sino como antidepresivo. Es decir: hemos llegado a una realidad contemporánea en la que una mujer se la tomará para mantener relaciones sexuales con su novio porque no estará lo suficientemente excitada. Qué puto miedo. ¿Desde cuando una mujer necesita antidepresivos para follar? Sabemos que la sexualidad está íntimamente ligada al cerebro y que una baja libido no tiene por qué ser un problema sexual. Quizás la tipa trabaja en una oficina que odia, tiene amigos que en realidad solo hablan de si mismos, un novio que apenas la masturba y una madre anciana con la que no se habla. Y sabemos que cuando un ser humano está angustiado, triste o ansioso, su apetito sexual baja considerablemente, gracias a dios, por supervivencia. Ahora qué quieren, ¿que las mujeres follen drogadas? Los farmacéuticos pretenden aumentar el deseo sexual de las mujeres con trastornos de deseo y excitación  (persistente o recurrente) anestesiando su dolor. Osea, a  través de la ingesta de la ignorancia sobre uno mismo. Las depresiones galopantes están de moda y los antidepresivos se recetan cada vez más. La gente prefiere medicarse y tapar tapar tapar, a encontrar el motivo de su tristeza y arreglarlo.

 

tumblr_nddmblvQ6L1qz7ylgo1_1280

No comments

Comments are closed.