Falocracia

alison jackson czj douglas 2 nov07

Misoginia. No existe su contrario. Bueno sí, androfobia. ¿Quién coño usa androfobia? Ninfómana. ¿Sátiro para los hombres? Quién dice “¿es un sátiro’’? ¿Por qué víctima es femenino y agresor masculino? ¿Casos de pederastia y tráfico de pornografía infantil? Hombres. Voyeurismo y exhibicionismo? Hombres. ¿Violaciones? Hombres. Claramente el sexo se trata masculinamente. Y tanto hombres como mujeres hemos contribuido a masculinizar el sexo.
¿Vemos igual a un hombre que a una mujer en un parque con un carrito? No. Un hombre con carrito va a resultar atractivo para cualquier mujer. Es algo tan extraordinariamente inusual que lo primero que pensamos es “qué adorable que es’’. “Qué moooooono, qué tierno se le ve con sus hijos’’. Y acto seguido, lo deseamos. Hombres con carrito ligan mogollón. ¿Una mujer con un carrito? Bah, más de lo mismo. ¿Matusalén con una mujer veinte años menor? Todo un listo, machote entre los colegas. ¿Una mujer con un chico veinte años menor? Un vacío gramatical. No sé ni qué palabra usar. Busco por internet cuál es el contrario de viejo verde. ¿Comeyogurines?, ¿asaltacunas? Se ve tan poco que ni en internet encuentro un triste antónimo.
De hecho, en nuestra cultura Dios es hombre, está solo y no necesita una mujer. Venimos de una civilización en la cual, el lado de poder e omnipotencia viene fijado desde lo masculino y lo más sospechoso es que haya pocas religiones que tengan como deidad a una pareja. Una equidad de lo que es lo femenino y lo masculino. Así resulta muy difícil que hombres y mujeres podamos completar nuestras diferencias. Por el contrario, nosotras vivimos para satisfacerlos y aprendemos a amarnos a nosotras mismas a través de ellos. Nos han hecho creer que estamos guapas con esas tetas, en esas posturas, con ese carácter. Y nosotras nos lo hemos querido creer, por supuesto. ¡Venga a representar un papel para hacernos deseables para ellos! Lo tenemos introducido en nuestra base de datos y con ello, estamos siendo cómplices de cada muerte que hay.

No quiero hablar de géneros en sí. Una cosa es el sexo biológico que tenemos, otra es la identidad de género y otra bien distinta, el comportamiento sexual. Hablar del hombre como puramente masculino, que hace cosas de tío y la mujer como cien por cien femenina que hace cosas de tía me parece retrógrado y rancio. Un hombre tiene parte femenina y masculina al igual que una mujer. Qué cansina la lucha de género mujer VS hombre mal enfocada. En realidad se trata de dos fuerzas de la naturaleza que se combinan dentro nuestro y somos los primeros los que no las aceptamos conviviendo con nosotros mismos. ¿Acaso no crecemos conviviendo con esas dos energías?, ¿acaso no tenemos problemas con papá o mamá que se han enquistado en nuestro ser? Catalogar la identidad de género como nuestro sexo biológico está pasado. Darle más valor a lo masculino y a lo femenino para uso masculino, es antinatural. Me aburren las declaraciones feministas, antifeministas, machistas, a favor, en contra.
Deseo profundamente que los hombres maltratas que tienen pánico a su parte femenina les viole algún hombre y que las mujeres por fin dejen de representar un papel que agrade a su familia, a sus padres, a sus novios y a la sociedad en general, y aprendan a escucharse a ellas mismas. Que los hombres femeninos acepten su agresividad y que las mujeres masculinas se dejen cuidar y proteger de vez en cuando. Aunque francamente, en el fondo espero que la “evolución” que estamos viviendo no se extienda a lo Michael y Catherine.

No comments

Comments are closed.