El hombre es en realidad pobre de instintos

El pájaro sabe construir su nido, la araña sabe tejer su tela. No tienen necesidad de aprender porque su instinto así lo dicta. Pero el hombre,… como dice André Sponville, es más bien pobre de instintos. Al nacer tiene pocos, y no incluyen ningún saber hacer. ¿Succión?, ¿presión? ¡No mucho más! La sexualidad no es precisamente uno de esos instintos, como algunos afirman. Por eso los niños preguntan tanto acerca del funcionamiento del sexo. “El deseo sexual no nos enseña a hacer el amor”, ni  nos enseña acerca de lo que quiere el otro, ni de sus deseos, ni de los tuyos. El sexo se descubre, se improvisa, “hasta alcanzar algunas veces cierto dominio, que no excluye la torpeza, los fracasos, las insatisfacciones o las angustias.” No puede existir el dominio sexual porque no siempre se pueden corresponder los deseos y fantasías de uno con los deseos y fantasías del otro. Por eso la sexualidad en el ser humano, es cultural.

 

tumblr_nmcm1shw841rsbo1mo1_1280

No comments

Comments are closed.