Control, control, control

Los seres humanos somos controladores por naturaleza, porque para sobrevivir debemos defendernos constantemente. Defendernos del mundo hostil, defendernos del otro para que no nos hiera, hasta defendernos de nosotros mismos y de nuestros deseos. Defender nuestra imagen, nuestra reputación, nuestra apariencia. Control, control, control. Control para conseguir a tu amado, control para poseerlo, control para que no se vaya. Y todo para mostrar una imagen de apariencia íntegra de cara a la galería. No sé cómo hemos llegado a creernos tan endiosados al pretender impostar ser tan morales, tan intelectualmente superiores. Últimamente hablo con muchas personas que viven intelectualizando su vida. Piensan lo que hacen, piensan lo que dicen, piensan lo que sienten y piensan cuando follan. Miedo on, todo el rato. En realidad de poco nos sirve. No sabemos por qué nos juntamos con quien nos juntamos, ni por qué nos enamoramos de quién nos enamoramos. El amor y el deseo nos destorotan, nos des-serenan y sacan lo mejor y lo peor de nosotros. Nos desequilibra y nos vuelve un poco monstruos. Y lo que creemos que hemos conseguido de amor propio gracias a la soledad, se jode con el deseo. No controlamos absolutamente nada, ni siquiera las funciones básicas de nuestro cuerpo, ¿y pretendemos hacer que nuestra novia se quede con nosotros cuando la cosa está más que muerta? El mundo va a su pedo, y la idea de control es pura fantasía. Parece ser que hay algo más allá de este mal uso de la inteligencia que nos sobrepasa. ¿Será mío mi deseo? Ni siquiera controlamos a quién deseamos, así que relajémonos.

 

tumblr_mty9w637tW1qzowtyo1_500

No comments

Comments are closed.